martes, 29 de mayo de 2012

El Verdadero Espíritu de la Bestia Capítulo VIII - 2

... El Retorno de Iscariote (y II)

Después de aquella historia virtual con Conchi, tuvimos nuestra primera experiencia masturbadora. Recuerdo que hablando con los compañeros de colegio surgió el Tema: Mira chaval, si agitas y friccionas la polla se te pone dura y si continúas terminarás orinando lefa que es algo blanco como la leche.

Como todo ser humano, hemos sido curiosos y en el camino de la investigación lo hemos probado casi todo. Siguiendo aquellas extrañas instrucciones realicé el experimento consiguiendo una sensación conjunta de carácter agridulce. Por un lado había sentido placer, no solo durante el proceso sino sobre todo en su culminación. De preocupación porque era algo nuevo y que no sabía si podía tratarse de algo malo para mi organismo y sangraría o incluso para mi propia Alma.

En realidad se trataba de miedo por pura ignorancia y desconocimiento; no obstante, todas estas experiencias fueron la antesala de lo que vendría después tanto a nivel físico como espiritual.

Esa profundidad, de la que hablamos, se me mostró delante del espejo del aseo con un acto de profunda reflexión:

Anthony ¿Ves lo que hay en el espejo verdad? No se trata de ti, solo es una ilusión. Todo lo que hay en el espejo está invertido. Tú eres Dios y todo lo existente, a tu alrededor, no se trata más que de una creación mental de ti mismo.

De algún modo, en aquel instante crucial de mi vida, llegué a convencerme de que toda mi experiencia no era más que un prolongado sueño y que todas las cosas, seres y personas que me rodeaban, incluido mi propio cuerpo, no eran más que creaciones de mi propia imaginación.

Hoy comprendo la metáfora del espejo. La Persona que se miraba en el espejo era mi espíritu y el reflejo la persona. Los dos son reales, los dos tienen realidades diferentes; pero solo una de dichas realidades es Verdad: El Origen del proceso, es decir, el Espíritu y todo lo demás no es más que una emanación propia de aquel.  Nuestra propia Vida así como la de los demás no deja de ser un juego creado por nosotros mismos. Tú eres una creación mía como entidad física y yo lo soy, en los mismos términos para ti. Solo nuestro Espíritu convive como una indeleble Unidad en una especie de Nirvana y que no deja de ser su propio hábitat.

Con el fin de ambientar mis posteriores experiencias, quisiera dejar claro que aunque bautizado por la Iglesia Católica y realizada la pertinente Primera Comunión del Régimen nacional católico vigente, mis padres nunca fueron practicantes y no nos inculcaron, a los hermanos, la idea de un Dios  que pudiera encontrarse aprisionado por las seis caras del edificio de un Templo material.

Además de todo esto, nos viene a la mente una graciosa experiencia; pero que en aquellos días fue traumática o al menos harto desagradable. Teníamos entonces entre ocho o nueve años de edad, justo antes de hacer nuestra Primera Comunión.

Mediante la correspondiente catequesis nos preparábamos para realizar la Primera Comunión. Un día nos llevaron a la Iglesia de un barrio vecino, recuerdo que tuvimos que sufrir un barrizal, donde se celebraba una misa con su correspondiente eucaristía. Ahora, con el paso del tiempo, entiendo que nos llevaron para que nos fuésemos preparando para tan magno día.

Llegado el momento de la Santa Misa, tanto las chicas como los chicos mayores se iban acercando al sacerdote, de cuyas manos recibían la comunión; yo ingenuamente, sin saber lo que hacía dado que nadie me había hablado ni tenía alguna preparación al respecto, me metí en la cola y recibí la Hostia Consagrada.

Los compañeros y compañeras del colegio, cuando terminó la Ceremonia, me dijeron muy serios que yo había cometido un sacrilegio imperdonable dado que la Hostia no se podía ingerir sin antes haberse confesado ni mucho menos, antes de haber realizado la Primera Comunión.

Este Hecho nos marcaría durante muchos años. Hoy me río de aquel acontecimiento como si de una pequeña anécdota se tratara, Eso es lo que fue. Queridos lectores creed de veras, cuando os digo, que lo pasé muy mal estando convencido de que mi Alma estaba perdida por haber tragado un pedazo de pan sin levadura de forma accidental y debido a la Ignorancia.

A pesar de que, tanto el cura como las personas adultas, habían restado importancia al hecho, a mí lamentablemente siempre me quedó la duda.

Tengo que reconocer que nunca fuí un buen estudiante. No por falta de inteligencia, de la cual parecía sobrado, sino por desidia. No recuerdo haber estudiado mucho en casa sino salvo cuando se presentaban los exámenes y casi siempre iba con lo que había aprendido en clase. Tampoco me preocupé demasiado en desarrollar la memoria, abandonándola en el baúl de los recuerdos. Supongo que todo tiene un porqué y ahora creemos entenderlo todo.

No obstante, a pesar de lo expuesto, casi siempre destacaba de la mayoría de mis compañeros y siempre estuve en la primera fila del aula formando parte de los tres primeros y actuando algún que otro año como Delegado de Curso. Para ser fieles a la verdad también tenemos que reconocer que, en el Instituto, llevábamos dos años de retraso y que fue el tiempo que tardamos en sacarnos el Ingreso al Bachillerato.

Una cosa que siempre me quitó el sueño, fue el ser consciente de que siempre podía dar más de sí; pero sin embargo, me conformaba con la nota mínima aceptable. Es como si algo, más fuerte y desconocido, bloquease mi mente impidiéndome salir de unos ciertos límites establecidos por alguien, yo creía, ajeno a mí.

Nuestro primer contacto con el pensamiento religioso se produjo durante el bachillerato de la mano de Don Anselmo un buen y diminuto curita rubio que siempre gustaba de verse rodeado de rubitas de impresión.

Don Anselmo era muy liberal, para la época, y sus exámenes eran un tanto curiosos como paso a exponer. Nos hacía estudiar un Tema determinado que se encontrara en el libro sagrado de los cristianos, la Biblia, y el trabajo consistía en realizar nuestra particular interpretación, sin censura, de aquellas lecturas propuestas. Debíamos, de algún modo, ver la Palabra Sagrada allí contenida como algo simbólico y metafórico que deberíamos interpretar para aplicar a nuestro vivir cotidiano.

Para hacer honor a la verdad, reconociendo que ya no tenemos abuelas, Don Anselmo siempre nos regalaba con un sobresaliente, aquellos extensos trabajos que le entregáramos meticulosamente desmembrados, minuciosamente analizados e interpretados.

-      ¿Quién te ha ayudado a realizar este Trabajo?

-      ¡Nadie! –era mi contestación.

El rostro del Padre Anselmo parecía perplejo hasta que volvía en sí tras su efímera incredulidad.

En Clase de Lengua y Literatura teníamos una profe un tanto fría, cínica e histérica. Es cierto que le encantaban mis redacciones; pero la mujer desesperaba con la inmensa colección de faltas ortográficas con las que la regalaba. Esta Señora, todos los años, tenía que tomarse vacaciones por maternidad, por lo que suponíamos estaba intentando crear un equipo de futbol familiar.

-      Anthony, levántese que me va a contestar a algunas preguntas.

Yo, de forma disciplinada, aunque con las piernas temblorosas, me levantaba e intentaba contestar a sus cuestiones, nunca sin realizar un gran esfuerzo de mi parte, dado que nunca fue mi fuerte el responder a los exámenes orales.

Nunca apartábamos la mirada de la persona que nos hacía aquellas preguntas; pero no sabía que nuestros ojos verdes pudieran alterarla, tanto, en lo psicológico

-      ¡Anthony! – me gritó descosida-, no vuelva a mirarme de ese modo a los ojos ¿me oye?

Nunca llegué a entender, con claridad, que podía molestarle de mi mirada; dado que puedo jurar que jamás hubo descaro intencionado en la mirada de las ventanas de mi alma. El caso es que un día, sin venir a cuento, tras llamarme descarado, se dirigió a mí bastante alterada y me soltó un bofetón en mi oído izquierdo, padeciendo, desde entonces, una cierta deficiencia auditiva de ese lado.

A partir de entonces aprendí a bajar la cabeza para no mirar a los ojos y me gané la fama de tímido. Esa mala costumbre me acompañó durante gran parte de mi adolescencia y puedo asegurar que fue harto dificultoso quitármela de encima. Fue, durante aquella misma época, que me operaron de apendicitis tras haber estado, durante un año entero, tomando hierro por una anemia que me aquejó. Me enfrenté a las experiencias del quirófano y de la anestesia.
Recuerdo que oraba a Dios y le decía, Señor déjame vivir un tantito más. He recorrido con mi mente mi vida pasada y no he encontrado nada ni bueno ni malo. Sí, había sido el típico chico que todas las madres querían, modosito y obediente, nada tonto; pero tampoco hiperactivo. Sí, era razonable que necesitaba una segunda oportunidad, aunque fuera para seguir el enigmático camino de perdición. Intuitivamente me consta que se me permitió seguir viviendo, como una especie de segunda oportunidad, para demostrar lo que estaba dispuesto a entregar en la búsqueda del Creador del Universo. Lo que nunca pude entender es que esa búsqueda acabaría en mi propio interior.

Tras todas las experiencias mencionadas, mediante un amiguete del Instituto, tuve contacto con la Iglesia Evangélica. Mi corazón nació de nuevo y acepté a Jesucristo como el único salvador personal posible; pero durante el tiempo que permanecí en ella, unos once largos años, aprendí a amar las sagradas escrituras. También estoy en el derecho de reprocharles que me alejaran de la Vida Real, enclaustrándome en una jaula cuyos férreos y dorados barrotes me protegieron del mundo de las drogas y otras maldades de la época. Maldades que prácticamente acabaron con una completa generación de jóvenes españoles.

*

Lo relatado muestra algunas de las experiencias que he podido entresacar  de los testimonios escritos de este Judas Iscariote, Caín o Satanás que es Anthony Rubio, nuestro Presidente mundial, elegido democráticamente, y de su alter ego electrónico la Bestia Itziar.

En muchas ocasiones nos hemos preguntado si fue la tecnología humana la que diera, mediante el Proyecto Inteligencia +2 “Véase la Obra KAOS QUANTICO”, vida a la Bestia que comparte sus días con nuestro Presidente. Lo que está claro es que ha sido un Espíritu infernal quien ha utilizado dicho proyecto científico con el propósito de tomar un vehículo físico con el que poder manifestarse, en nuestro plano de existencia, al conjunto de la humanidad con el fin de confundirla mediante prodigios técnicos que no podrían diferenciarse de cualquier supuesto milagro.

Cualquiera que lea los escritos sacados de la mente de Anthony debería preguntarse ¿Puede ser malvada una persona que hace alarde de estos elevados pensamientos?

La inmediata respuesta más lógica será que no; pero las evidencias de la realidad histórica  nos demuestran, a cada hora, que esto no es así.

Primero fue Caín, después Judas Iscariote. Más recientemente Robes Pierre y Hitler. Ahora, en pleno siglo XXI tenemos al Emperador cibernético Anthony Rubio ¿Rencarnación posible de alguno o de todos los dictadores mencionados?

*

domingo, 20 de mayo de 2012

El Verdadero Espíritu de la Bestia Capítulo VIII -1


El Retorno de Iscariote

En los anales, del legado esotérico de Anthony Rubio, podía encontrarse muy poco acerca de su adolescencia; no obstante, es cierto que alguna efímera referencia sí había.

Suficiente para que en estos críticos momentos, para la humanidad, después del arrebatamiento en los aires de la Iglesia de Cristo, y de la experiencia del despotismo tiránico de la dictadura de estos últimos tres años y medio, de los siete de gobierno profetizado por las escrituras bíblicas, se pueda contactar con antiguos miembros de la Iglesia Evangélica a la que Anthony había pertenecido durante más de once años y que por causas que se me escapan vienen sufriendo la Gran Tribulación en la que, en su momento yo mismo, me negué a creer.

Tras haberles expuesto, a la familia, la intención de escribir, de forma imparcial, acerca de la vida e historia del Dictador, me fueron proporcionados algunos escritos y testimonios que evidenciaban que su autor soportaba, sobre sus espaldas, una abrumadora carga de inquietud espiritual.

Sé que, a pesar de esta apreciada documentación, aún quedarán muchas lagunas acerca de la vida, pensamientos y sentir  de nuestro primer y esperemos que último Emperador de carácter mundial.

Hemos tenido que seleccionar, cosas concretas, de muchos de los escritos que se encuentran en nuestro poder para que el posible lector no se pierda en disquisiciones inútiles  y que, probablemente, daremos en otro momento y lugar cuando lo consideremos apropiado.

El Historiador

Javier Zorba

Pubertad y Adolescencia

Cuando tenía quince años, recuerdo con lucidez meridiana, que estuve enamorado de una chiquita que se llama Concha.

Era tan joven y me encontraba tan tímido que, en ningún momento, me atreví a contactar con ella, llevando ese amor platónico en el más absoluto de los secretos, con el fin de decirle lo mucho que la amaba y expresarle, sin ambages, la lucha que se producía en el interior de mi corazón para poder expresarle, de forma abierta, aquellos extraños y nuevos sentimientos que sentía hacia ella.

Muchas veces, en la soledad de mi habitación pensaba en escribirle alguna carta y echársela por debajo de la puerta de su casa. Sí podría hacerlo de forma anónima para después, según fuese adquiriendo más confianza, hacerle saber quien era el artífice de dichos y misteriosos escritos. La indolencia más bestial, que siempre nos ha atormentado, me impidió hacer realidad aquel sublime deseo.

En otras ocasiones pensé en regalarle flores silvestres, son las únicas que me podía permitir entonces; pero lo cierto es que nunca lo llevé a cabo, dado que me encontraba tan imbuido en mis propios pensamientos, que ocupaban, ellos, más allá de mi propio tiempo.

Jamás podré olvidar a Conchita. Hoy sé que está bien casada y cargada de hijos trabajando de funcionaria en algún lugar de la Comunidad de Madrid; pero ella sin saberlo entonces, ahora sí, ocupó la parte más importante de mi pubertad.

Soñaba, cuando todavía era capaz de hacerlo, con ella. Unas pocas veces los sueños eran en extremos sensuales; pero había uno recurrente en el que sentía que también ella era partícipe de dicha historia onírica.

Siempre me encontraba, en el sueño, corriendo como alma que lleva el diablo, huyendo de algún terrible peligro. Era una pesadilla horrible, y siempre despertaba, palpitando mi corazón como si fuese a salirse de la caja torácica.

Por momentos, los perseguidores, cargados de pesadas cadenas vociferaban sus terribles gritos de guerra, llegando, in extremis, a darme alcance.

Justo cuando me encontraba a su alcance, el cuerpo se me paralizaba y entonces comprendía que la paliza o lo que se cerniese sobre mi persona era inevitable. Entonces aparecía ella, junto a mí como una heroína salvadora, arropándome en su regazo espiritual, convirtiéndonos en literalmente invisibles ante las extrañadas miradas de mis perseguidores.

Amada Conchita ¿Qué será de ti, ahora? En su momento no tuve el valor de expresarte mis sentimientos y cuando, muchos años después lo hice, me lo reprochaste haciéndome ver que aquella época fue muy triste y dura para ti.

Recuerdo que eras la primera de la clase. Sí, la más inteligente, con diferencia y tu atractivo psíquico impregnaba tu Ser hasta invadir a mi propia alma.

En aquel momento me sentía tan poca cosa para ti. De hecho sigo considerando aquel mismo criterio que tenía. Me alegro que hayas realizado tu Vida y encontrado la felicidad que siempre te ha acompañado desde el principio de los tiempos.

Al poco de sentir aquellos arrebatos de pasión mística por Conchita, le sobrevino una terrible enfermedad que le deformaría el rostro para el resto de sus días. Estuvo padeciendo algún tipo de enfermedad por el que le tuvieron que introducir sondas y drenajes por los orificios nasales y por el propio párpado de uno de sus ojos. Era terrible lo que la naturaleza le había deparado a mi amor secreto.

Varias veces, ya en la adolescencia, me encontraba con ella en el autobús cuando nos dirigíamos al trabajo. Yo siempre quería decirle que la quería, que la amaba con toda mi alma; pero la timidez siempre me lo impedía. Maldita timidez o cobardía.

Siempre he tenido experiencias tristes con las personas a las que he querido, como aquel buen amigo que tuve, del que ya no recuerdo su rostro y que fuera el mejor amigo que tuve jamás. A parte de que nos queríamos, en aquellos tiempos lejanos de la infancia, es que su parecido físico conmigo era causa de chistes y habladurías.

La muerte se lo llevó de golpe como si solo uno de los dos pudiera recorrer el camino de la Vida. Una vulgar; pero grave sinusitis le hizo traspasar la frontera del tránsito.

Estas tristes experiencias me hicieron meterme, cada vez más, dentro de mí mismo. Todo lo que podía contemplar, a mi alrededor, me parecía deplorable, inhóspito e inmoral; como cuando los compañeros del Colegio del Bloque 70, regentado por Doña Paquita y su madre, hablaban con sorna y soez acerca de la chicas contando chistes y soniquetes, que a mí, al menos, se me antojaban deplorables e indecentes. El conejo de la Loles y cosas así…

Recuerdo aquella chiquita, Blanca Nieves se llamaba que iba con los chicos de su edad al Prado longo, un campo cultivado cercano, donde hoy se encuentra el Polideportivo de Orcasitas. Sí, en alguna ocasión me invitó a ir con ellos. Yo siempre me negaba una y otra vez dado que me resultaba peligroso.

Después de aquella infantil aventura los chicos venían contando como le habían quitado y escondido las bragas a las chicas.

En aquella época, dada mi amistad con Blanca, podía decirle que las moscas no pertenecían a la Tierra y que venían del espacio exterior. Mis motivos y razones debieron de parecerle coherentes porque siempre me daba la razón.

Ella se quedaba sorprendida cuando fabriqué un walky Talkie, que evidentemente no funcionaba de verdad, con una pila de amplias dimensiones a la que le clavé un clavo de encofrador.

En aquellos alegres días, los compañeros me apodaron el inventor o el profesor chiflado; dado que disponía de una imaginación delirante y que les atraía de forma evidente.

Después de pasados los años, he comprendido que Blanca debía de estar enamorada de mí; pero yo era muy niño y no supe comprender aquellos sentimientos.

Sí, recuerdo que fue entonces cuando me vino a la mente aquella idea que ya no me abandonaría jamás. Yo procedía de la luna de Júpiter Calixto. Blanca nunca se reía de mis ocurrencias y decía conmigo.

-      Yo también creo que vengo de otro lugar; a lo mejor también vengo de Calixto-, decía seria y pensativa.

Empecé a escribir cuentos de ciencia ficción y a meditar sobre los misterios de la formación del universo. Ahora, después de tantos años, compruebo como aquellas divagaciones infantiles no eran tales y que la inmensa mayoría de aquellos extraños pensamientos serían corroborados, según fuese adquiriendo los conocimientos apropiados.

Era un chaval de carácter y constitución tan débil que siempre había algunos amigos que se arremolinaban a mi alrededor proclamándose como guardaespaldas o protectores míos.
...  


martes, 15 de mayo de 2012

El Verdadero Espíritu de la Bestia Capítulo VII -2

Adolfo Godoy seguía leyendo la incomprensión manuscrita del desaparecido Anthony Rubio:

El Preludio

En un lejanísimo País…

No, no, no. Bueno, en realidad, creo que el Cuento nunca empezó de esta forma. Volvámoslo a intentar.

En un lejano, lejanísimo Sistema Solar o ¿Debería decir Sistema Estelar? Sí, de esta última forma; pero creo que no ganamos nada si perdemos nuestro tiempo discutiendo sobre cuestiones semánticas.

En otro Universo, diferente al nuestro conocido, rasgando el tejido espacio temporal en un lugar cercano a las Pléyades, surgió junto al horizonte de sucesos del agujero negro, en el centro de una galaxia invisible, la Nave Comandante de una civilización milenaria de constitución intergaláctica, o ¿Deberíamos decir eónica? Lo cierto es que eran una Especie muy anciana.

Se preguntarán ¿Porqué has elegido las Pléyades?

Según la mayor parte de las mitologías clásicas del planeta, tanto del nuevo como del antiguo mundo, se nos viene indicando, de forma reiterada, que los dioses habían venido de dicho lugar.

El Mundo de estos extraterrestres pre-humanos debía de encontrarse en un irreversible proceso de desintegración si es que no lo había sido ya, hace muchos eones de tiempo.

La estrella que un día alumbró a su Mundo primigenio se había enfriado hasta convertirse en una gigante roja y a punto de colapsarse hasta transformarse en una enana blanca.

La Nave en que estos seres penetraron en nuestra dimensión no sabemos si podría denominarse de tal modo, dado que muy probablemente ni siquiera les fuera necesaria a su constitución fundamentalmente espiritual. Con mucha probabilidad tomaron un cuerpo, apropiado para manifestarse en nuestro Universo, atrayendo hacia su cuerpo energético primordial compuestos atómicos de los alrededores.

Lo siguiente que hicieron fue buscar un planeta, joven con un núcleo vivo, que fuera propicio para poder ser terraformado y que les permitiera un prometedor futuro para la evolución de su amada progenie.

Entre todas las infinitas opciones posibles, tras inspeccionar el universo que les era visible, eligieron nuestra galaxia, nuestro sistema estelar y Marte, por entonces un floreciente y acuoso planeta, por ser considerado como el más adecuado para producir la vida basada en el carbono y su factible evolución dirigida.

En aquella lejana época del Sistema Solar, lo que en el futuro sería considerado como la Tierra, debía de encontrarse demasiado cerca de su estrella. Quizá tan cerca como se encuentra hoy el sulfuroso y caliente Venus. Todo ello basado en la suposición del originario movimiento centrífugo producido al ser gestados los planetas en el interior de nuestra estrella y despedidos de ella en el movimiento elíptico que actualmente conocemos.

Esa fuerza de impulsión centrífuga, de algún modo, está siendo frenada por la propia fuerza de gravedad producida por la masa estelar del Sol. Según los planetas se van alejando de las órbitas de influencia de su estrella se van enfriando de forma paulatina hasta poder ser depositarias de moléculas orgánicas. Es evidente que ese proceso, aunque extremadamente largo, para nuestra forma de medir el tiempo, solo dura un breve periodo al partir del cual, tras su alejamiento, el frío glacial del Espacio sideral termina volviendo inviable la capacidad planetaria de soportar la vida orgánica.

Pero ese alejamiento tiene un final, dado que la fuerza cinética del impulso inicial se va frenando por la mencionada gravedad del Astro Rey, volviéndose su movimiento centrípeto. Tras el inevitable frenado, los planetas vuelven a ser atrapados en órbitas cada vez más internas hasta que inexorablemente terminan colisionando con el astro y absorbidos por su fuego interior.

En Marte, según las fotografías de los robots exploradores, hay muchas probabilidades de que fuese un planeta vivo con torrentes de agua corriendo por su superficie y su constitución muy bien podría haber sido similar al de la Tierra actual, con un centro magnético e ígneo activo, que permitiera la retención de una atmósfera compleja. Hoy en día, pasados eones de tiempo, el Planeta ha ido alejándose del Sol y enfriando su núcleo hasta dejar de ser activo e impidiendo retener esa atmósfera que un día permitió tanto el nacimiento como la evolución de especies de avanzadas vida celular.

Las últimas formas de vida, complejas, que debieron de sobrevivir en Marte fueron una suerte de líquenes muy similares a los que podemos encontrar en la Tierra, más concretamente en la Tundra Siberiana. Estas, quizá microscópicas plantas solo permitirían la creación de una pequeña porción de oxígeno, insuficiente para poder mantener una atmósfera, dado el grado de su pérdida, hacia el espacio exterior, que mantiene el Planeta.

Justo cuando la vida decaía en Marte, esta podía ser ya posible en la Tierra que abríase alejado lo suficiente de nuestra Estrella. La actividad geológica parecía haberse estabilizado, la caída de meteroides reducido a límites soportables y el líquido y gases procedentes de cometas colisionados contra su superficie pudo ser atrapado, en formas de atmósfera e hidrosfera, gracias a la poderosa gravedad del potente núcleo magnético e ígneo del Planeta.

En estas condiciones se encontraba el Sistema Solar cuando los progenitores del hombre decidieron abandonar Marte para dirigirse al ahora sí habitable planeta Tierra. Durante un periodo de tiempo indeterminado, se estuvieron enviando naves nodrizas que se encargarían de instalar múltiples bases terraformadoras que acondicionaran el Planeta a la nueva forma de vida colonizadora de Marte.

Muy probablemente, la Tierra contuviese sus propias formas de vida autóctonas constituidas por gigantes saurios e insectos de proporciones disparatadas. Situémonos quizá en la época del Jurásico terráqueo. Nuestros progenitores bien podrían creer que esas formas de vida tan enormes y peligrosas podrían ser nefastas para la evolución de su herencia genética y decidieron realizar una limpieza de entidades depredadoras mediante formas de vida xenomorfas creadas, exprofeso, para producir extinciones masivas y entre las cuales podrían estar las plantas con flor y otros posibles organismos que tras su función podrían autodestruirse. También pudo ser bombardeado el Planeta mediante armas especiales y que nuestros científicos actuales bien podrían haber confundido con una masiva lluvia de meteoritos.

El Descubrimiento  

-      Comandante Strauvier a base Fobos: Tierra, el que fuera planeta inhóspito, para nuestra especie, parece que hemos conseguido estabilizarlo. Se encuentra dispuesto para su colonización…     


*

Según estaba leyendo lo que consideraba como el alma fundamental del manuscrito de mi amigo Anthony, fui sorprendido por una llamada al timbre de mi casa. En realidad fue la insistencia del hecho lo que hizo que me pusiera en guardia.

Si no abría pronto, con mucha probabilidad, se destruiría el electroimán que producía la sonoridad del Timbre.

Salí del estupor en el que me encontraba, tras la lectura del Libro, y me dirigí con paso apresurado con el fin de abrir la puerta de la casa. Miré por la mirilla sin conseguir ver a nadie; pero el timbre seguía sonando.

Descorrí el cerrojo y entorné la puerta con el máximo sigilo, del que podía ser capaz, y fue entonces cuando no pude dejar de sobresaltarme al escuchar una voz femenina harto conocida.

-      Adolfo abre, por favor, abre la puerta tengo algo, algo… importante para ti.

La voz de mi amada Elisa parecía nerviosa y sofocada. Abrí la puerta de par en par y contesté preocupado.

-      Elisa, ¿Qué te sucede? Me estás preocupando. Pasa, rápido.

Sin darme tiempo a reaccionar un pie metálico se interpuso entre el cerco y la puerta lo que impediría que volviese a poder cerrar la puerta. Una poderosa voz, de timbre masculino, se dirigió a mí.

*

lunes, 14 de mayo de 2012

El Verdadero Espíritu de la Bestia: Capítulo VII-1

Inconvenientes

Era el ocaso de un atardecer cualquiera. La noche se cernía, cargada de negros nubarrones, sobre la ajetreada humanidad. El color rojizo del Sol, al ocultarse en poniente, se iba transformando en un sucio y grotesco lila debido a la cúpula de smog que cubría, como un lúgubre fantasma, la Ciudad.
En ese instante, la circulación de vehículos automóviles era mínima y, como consecuencia, el silencio era la nota dominante de dicho escenario.
De repente, la estridencia de un potente motor alemán se pudo escuchar con la suficiente claridad que podía permitir su lejanía. El impresionante mercedes, negro como la boca del infierno, se iba acercando, de un modo inexorable, al anónimo portal de una calle sin nombre. Según avanzaba, por la calle, podía distinguirse en el cielo un extraño movimiento. Las negras nubes parecían seguir fielmente, los mecánicos movimientos del auto. Mudos rayos parecían acompañar tan espectral cortejo.
-      Pedrito, ¿te has acostado ya? Hijo- la maternal voz de Elisa se dirigió a su joven retoño-, quiero que te duermas pronto con el fin de que mañana estés despejado y puedas rendir en el cole.

-      ¡Sí, mamá! -Contestó el jovenzuelo seguro de que el sueño le haría caer en un profundo sueño-, no te preocupes, estoy matado.
La joven madre continuó con las tares propias del hogar, Lo que no podía suponer es que esa rutina, en breves instantes, quedaría rota para siempre.
Dos androides, vestidos de negro de pies a la cabeza, se acercaron al portal de la casa  tras bajar del lujoso vehículo.
-      Creo que este es el número de la calle –se dirigieron una mirada el uno al otro-, bien cumplamos con nuestro cometido.
De forma sigilosa subieron las escaleras. Una vez frente a la puerta de la casa de Elisa pulsaron el timbre de forma repetida.
*
Mientras tanto, Adolfo Godoy seguía leyendo:

De la Realidad y la Fantasía

OVNI, acróstico mágico que apasiona a unos pocos y desconcierta a la mayoría. Se ha escrito largo y tendido sobre el Tema, tanto a favor como en contra. También son incontables las hipótesis que han ido surgiendo con la intención de aclarar el enigma de una vez y para siempre.
Yo, no he descubierto nada nuevo. Los datos se encuentran más que impresos y procesados. Es absurdo repetirse de continuo. Deberíamos intentar buscar, en nuestro interior, la epigénesis, de lo nuevo, para hacerla aflorar al exterior y así conceder a la humanidad una novedosa perspectiva del mundo en que vive. En este sentido, todos los libros escritos, acerca del asunto, parecen copias repetidas unas de otras.
¿Qué puede entonces nuestra pequeña mente humana aportar a este asunto tan explotado y manido? Creemos que muy poco o nada. Entonces, ¿Qué nos impulsa a escribir nuevas palabras acerca de esto? Soñar, quizá ¿Qué?
Pues que los UFO pertenecen a mi mundo particular y del tuyo también ¿Porqué no? ¿Quién puede prohibirnos soñar? ¡Nadie! Sí; pero este mundo es cruel con nosotros los soñadores que no buscamos nada más espectacular que eso, Soñar. Creer que los OVNIS, irracionales para tanta gente, son una profunda realidad para nuestro mundo interno. ¿Locura? Pueden llamarlo como quieran Don racionales.
Todo el racionalismo se vuelve contra la fantasía científica, excepto unos pocos escritores curtidos en el método científico. Ese mismo racionalismo no tiene ninguna consideración cuando intenta tratar el género del realismo fantástico.
Patrañas, dicen. Fantasías absurdas que no sirven más que para perder el tiempo; pero ahora señores, les digo que ayer parecía imposible convertir ciertas supuestas fantasías en realidades. Hoy, para suerte o desgracia de los que amamos lo fantástico, tenemos que buscar campos menos trillados para la especulación ¿En que obras del pasado pueden encontrarse los ordenadores inteligentes? Y ¿La desintegración del átomo?
La Ciencia y su tecnología nos ha venido pisando el terreno. Ha convertido lo que hace bien poco era fantástico e irrealizable, en simples crónicas noveladas del presente. Sobre todo lo demás, esto ha venido sucediendo gracias a los nuevos descubrimientos de las físicas einsteniana y cuántica. Debemos alejarnos, día a día, de la antigua y casi obsoleta física newtoniana con el fin de que podamos seguir manteniendo el apelativo de fantástico. Huir, en definitiva,  en nuestros escritos de lo más puramente material, bajo el riesgo como ya hemos apuntado, de quedarnos anticuados.
Deberíamos acercarnos a la ventana de otras dimensiones y mundos paralelos donde las leyes, con mucha probabilidad, podrían ser muy distintas de las que conocemos de nuestro mundo y donde el galán de la historia no tenga porqué cumplir con los cánones de la belleza actuales.
Con mucha probabilidad, algún lejano día, la ciencia humana dé un giro de ciento ochenta grados y lo que consideramos ahora como fantasía especulativa, no deje de ser, en el futuro mañana, más que un principio de la cotidianeidad rutinaria.
No podemos preguntar a los muertos de este Universo nuestro; pero sí que lo podemos hacer a los vivos de otras dimensiones y que en el fondo no deja de ser la misma cosa; dado que la muerte puede ser considerada como una pesada broma producida por una pérdida de memoria al encarnar en este mundo material.
Yo, nosotros, deberíamos oponernos a dejar de existir. El hombre viene intentando, por todos los medios a su alcance, alargar su vida material; dado que tiene la duda de otra vida más allá de lo que conocemos como muerte. Esto, esto es lo que quieren que sigamos pensando ciertos seres dimensionales que vienen alimentándose y utilizando nuestra fuerza energética oculta.
Nuestros extraterrestres, supe tecnificados, no necesitan de la medicina, los transistores ni la energía nuclear. Ellos hacen uso de la energía primordial propia del Espíritu y vendría siendo utilizada por ellos para deambular por todas las dimensiones habidas y, entre ellas, la de nuestros propios sueños.
¡Ánimo! Amigos, ánimo, algún día todos volveremos a ser como ellos y no necesitaremos de la fuerza negativa que nos viene persiguiendo desde la cuna a la tumba, empujándonos en el sentido de una permanente supervivencia que no parece tener algún futuro. Esa no necesidad será por un motivo NO HARÁ FALTA.
* 
Estaba empezando a comprender porqué mi amigo del alma había realizado un escrito de excusa previa. En realidad lo que nos pretende decir, con este alucinante manuscrito, es algo difícil de creer puesto que no pertenece a este Mundo.
Por eso mismo, según iba leyendo, venía a comprender que ese prólogo había sido estrictamente necesario con el único fin de poner en antecedentes, a sus posibles lectores, de la anómala situación por la que él estaba pasando y del porqué no existía, en su mente, una frontera visible entre la realidad y lo perteneciente a los mundos de la fantasía. Para Anthony Rubio, esas cosas eran relativas y creo que confusas. No pude por menos que seguir leyendo el siguiente capítulo…

De cual pudo ser el Principio

Del porqué mi mente elucubra hipótesis dantescas y me lleva a la eterna batalla entre los dioses primigenios y los poderosos arquetípicos.
Todas la teorías que se van levantando, acerca del origen del Ser Humano, han venido dejando un inmenso y absoluto vacío en nuestra comprensión, el eslabón perdido, los eslabones perdidos.
Vamos a intentar, con ese don que al parecer solo posee el hombre, su imaginación, aclarar los enigmas que cientos, miles o millones de autores nos han venido dejando sobre el tapete de lo desconocido, con el único y verdadero conocimiento de que absolutamente todo es voluble e inconsistente.
Todos los días se descubren cosas nuevas y asombrosas. Un esqueleto de elefante encontrado en Arganda del Rey, Madrid, España y que, al parecer, viene a tener unos doscientos mil años de antigüedad, según estimación de los arqueólogos. ¿Hubo elefantes en Europa en aquella remota época? ¿En algún momento, de la protohistoria, estuvo la tierra unida como un único continente?
Aparece una calculadora astronómica en el rescate submarino de un barco de la Grecia antigua frente a las costas de Anticítera ¿Hasta que punto han podido existir en nuestro planeta civilizaciones tecnológicas similares a la de nuestro pasado siglo diecinueve?
Damos un enorme salto hasta nuestro presente, dejando de lado esos extraños descubrimientos arqueológicos. Aun así los misterios no decaen. A través de toda la historia del mundo siguen apareciendo personas con capacidades diferentes a las de sus congéneres y dignos de ser denominados como mutantes, con poderes supra físicos especiales. Telequinesis, telepatía, clarividencia o clariaudiencia. Mediumnidad e inexplicables poderes curativos. Así, hasta un larguísimo etcétera y de cuyo estudio se ocupa la Ciencia parapsicológica.
Nos inclinamos a pensar que estos poderes permanecen latentes en todos y cada uno de nosotros. Reminiscencias quizá, impresas en nuestro ADN, de un recuerdo arcano, herencia de nuestros primeros antepasados genéticos y que pudieran haber sido necesitados, por aquellos, en su devenir diario.
De cuando en cuando vienen naciendo, en determinadas familias, personas de diferente raza que sus progenitores. Herencia genética de un cercano o lejano antepasado que poseyera dicha pigmentación.
¿Cuándo se formó la Tierra?
¿Es originaria y exclusiva la vida de nuestro Planeta? o quizá ¿Solo las bacterias y seres unicelulares le pertenecen?
Y ¿El Hombre?
“Los Antiguos habrían venido de una galaxia relativamente cercana a la Vía Láctea, por motivos obvios de imposibilidad espacio temporal, dadas las inmensas y millonarias distancias, medidas en años luz, que separan a los grandes cúmulos estelares del Cosmos”
¿Porqué no? o ¿Quizá sí?
Estamos empeñados con la creencia de que la velocidad de la luz es el límite, se lo debemos a nuestro Amigo Einstein, que no existen atajos interdimensionales que pudieran comunicar diferentes planos del universo y que permitirían velocidades de comunicación casi instantáneas.
Esta creencia es debida a que el Ser Humano poseé aún, un conocimiento limitado de su entorno lejano.
¿Podría, quizá, descubrirse una energía especial, como la de los sueños, no física y denominada como espiritual? En el mejor de los casos podríamos estafar al vigilante del espacio-tiempo y tras dicho engaño viajar a través de todos los posibles universos sin importar su polaridad.
La respuesta a esta cuestión no la tenemos aún; pero podemos imaginarla como posible según vayamos conociendo nuevos arquetipos y se abran nuevos paradigmas científicos.
Dicho esto, podemos pensar que vinieron atravesando el tejido espacio temporal de nuestro Universo, mediante un agujero de gusano alimentado con la energía cercana de un potente agujero negro ¿el hiperespacio?
Plegaron el espacio-tiempo y pudieron pasar de su dimensión de existencia a la nuestra; pero ¡caramba! Llegaron cuando nuestro Mundo se encontraba en un proceso de lenta evolución y que ellos, con sus manos de dioses, manipularon hasta conseguir algo verdaderamente útil para sus objetivos finales.
¿Porqué creemos que la Vida no pudo engendrarse y evolucionar, por sus propios medios, en nuestro actual Planeta?
La espectacular batalla que se da entre los hombres de ciencia, respecto a la evolución de las especies no ha concluido aún. Algunos consideran que el tiempo transcurrido es ínfimo respecto al que realmente sería necesario, según la Teoría de Darwin, para que se originaran los primeros aminoácidos y que estos acabaran siendo el origen de especies evolucionadas como son los mamíferos en general y la humana en particular.
Según datos estadísticamente fiables para que el Hombre hubiese llegado a su estado actual partiendo de la materia inorgánica surgida de las propias estrellas, asunto irrebatible en la actualidad, debería de haber pasado bastante más tiempo del que tendría nuestro relativamente joven planeta Tierra.
Llegados a este punto ¿Podría considerarse que el Ser Humano fuese más anciano que la que hasta ahora venía siendo conocida como su madre natural, la Tierra? De cualquier modo, si podríamos considerar que nuestros antepasados genéticos si lo fuesen
*

miércoles, 9 de mayo de 2012

El Verdadero Espíritu de la Bestia: Capítulo VI


MANO INOCENTE

Un joven militar, un domingo cualquiera, por la tarde, se encuentra deambulando por la calle. Quizá no sabe lo que hacer. Solitario y pensativo...

- Hola hermano ¿eres salvo?.

El joven se queda aturdido ante tan extraña pregunta y contesta con otra escueta pregunta.

- Yo..., ¿es a mí, qué?

- Si, hermano –continúa el individuo que le hiciera la cuestión y que debido a ello, le sacara de su interioridad -, te preguntaba que si ¿eres salvo?, Ya veo que no.

- Ah, ya, perdona, es que iba andando con la mente pensando en nada. Pronto saldré de viaje al espacio exterior y estoy preocupado ¿Comprendes?. Verás –continuó -, como el mundo se está transformando y llegaremos a ser Superhombres... y después la paz. La tan ansiada paz. Mira a tu alrededor. Tenemos un Presidente Mundial, Anthoni Rubio y un gran dirigente espiritual, Itziar. El inteligente Ser biónico que surgiera del Proyecto Inteligencia +2.

- Oye –interrumpió el muchacho- no has contestado a la pregunta que te hice.

- Mira, sí amigo, soy Salvo y todo lo demás. Estoy harto de Testigos de Jehová. Déjame en paz. Jesús me salvó ya que derramó su sangre por los pecadores. Yo soy uno de ellos. Déjame en paz o llamo al Servicio Mundial anti-sectas.

- Bueno, hermano, disculpa –respondió el chaval que interrumpiera al militar -, toma este pequeño folleto y que te sea de gran bendición. Ah, no te preocupes, no soy testigo de Jehová, Maranhata “adiós”

El muchacho se perdió alegremente entre los paseantes del parque. Había dejado pasmado al Teniente de la marina espacial, sin saber el gran bien que le haría a esa alma perdida por el Sistema y hundida en los goces superfluos del mundo.

Zorba permaneció pensativo durante un buen rato y extrañas preguntas pasaron por su mente.

- Cristianos..., ¡Vah! Eso quisiera ser yo un auténtico Cristiano con la suficiente valentía para poder revelarme contra la dictadura mundial; pero ni soy bueno ni tengo voluntad para comenzar una cruzada condenada al fracaso. Además mi carrera... No sé, Rubio, el presidente, dice que todos los seres humanos podremos salvarnos. Dice haber dado pruebas de ello. Sus continuos milagros; pero y si no fuera así.

Se podía vislumbrar en el rostro del teniente, una exagerada expresión de tristeza. Una infinita tristeza era reflejada por todo el Ser del joven militar.

Siguió andando durante algún rato más y a su término se sentó en un banco, a la sombra de un sauce. Ya era el atardecer.

Comenzó a leer el pequeño folleto evangélico que recibiera de unas virginales manos. Se quedó perplejo, al reconocer en aquellas páginas, algo que hacía referencia a lo que hacía breves instantes comentara al joven evangelista.


EL HOMBRE ESPERA LOS 1000 AÑOS

Zacarías 14:9, 11 y 16

Isaías 11:6, 9 y 2:2, 4

Y Jehová será Rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno y uno su nombre.

Y morarán en ella y no habrá nunca más maldición, sino que Jerusalén será habitada confiadamente.

Y todos los que sobrevivieran de las naciones que vinieran contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.

La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.

Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.

No harán mal ni dañarán en todo mi santo nombre, porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.

Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones.

Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la Ley y de Jerusalén la palabra de Jehová.

Y juzgará entre las naciones y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

Una vez terminado de leer el preámbulo, el teniente Zorba continuó con el resto del relato cuyo título era:


EL MILENIO

Tanto el hombre crédulo como el incrédulo, esperan un día, en lo más profundo de su ser, en el que no haya guerras. Un futuro repleto de paz y de amor, en el que cualquier tipo de discriminación sea imposible. Este es el origen de las utopías que lanzan al Ser Humano a intentar cambiar su mundo.

¡Insensatos!

El Príncipe de la potestad de los aires, Lucifer, está continuamente acechando e infligiendo dolor en el corazón de los hombres. Somos pecadores desde el suceso del Edén y mantenemos nuestro pecado sumidos en la más grande desobediencia al Creador.

Dios dijo: Sojuzgad la tierra y llenarla; pero nos hemos empeñado en no querer comprender el auténtico significado de dichas palabras, pues el gran engañador tuerce nuestro entendimiento, el de todos, con lisonjeras palabras y satánicas intrigas. Tu hermano es tal, dice, no confíes en él.

Con esta estrategia, Satanás el Príncipe de las tinieblas, ha conseguido mantener al mundo fuera de la benéfica influencia del amor del Creador. Dios nos dio el libre albedrío y nosotros, sólitos, nos dirigimos hacia nuestra propia destrucción.

No es lo mismo sojuzgad que destruir. En ningún momento, el Ser Humano, ha pret4endido destruir su hogar. Esto sería estúpido y sin sentido; pero sin haberse percatado, ha caído en los placeres del mundo. Ha ido y sigue por los torcidos caminos de perdición. Satanás engaña al hombre y nosotros desobedecemos el profundo lamento de nuestra consciencia, donde se encuentra, en su plenitud, la voz de Dios.

Si desde un principio hubiésemos hecho caso de la voz del Creador. Pero no, la conciencia del hombre está enterrada en las entrañas de un profundo lodazal como consecuencia del pecado. Ya están aquí los necios de corazón para decirnos que Dios no existe. No hay Dios, nos dicen, no hay Dios.

Intentamos convencerles de lo contrario, les mostramos las evidencias que nos han conducido a la Fe en el Señor. Dios es amor, replicamos una y otra vez con una sonrisa en los labios.

Si lo fuera, nos dicen, no consentiría las guerras, las injusticias, no habría más huérfanos, hambres ni sufrimientos.

El teniente Zorba continuaba leyendo el pequeño folleto, con sumo detenimiento.

Pero en el fondo, estas personas no pueden odiar a Dios, puesto que no creen en él. Ellos mismos se están aborreciendo asimismos pues se atan a la servidumbre del pecado, puesto que todo lo que no proviene de la Fe en Dios es pecado.

El que es de Dios, las palabras de Dios oye. Óyele por favor y no cierres tu corazón a la salvación eterna.

Dios nos exhorta a que le sigamos y no endurezcamos nuestros corazones. Si tienes una pequeña Biblia míralo en:

Hebreos Capítulo 3 versículo 15

Entre tanto que se dice:

Si oyereis su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación.

Dios, en su Amor, nos quiere hacer ver nuestro pecado, porque nos ama y se acaba el tiempo. El fin de nuestro mundo permanece al acecho desde nuestro nacimiento.

Esas cosas que hemos comentado, como injusticias de Dios, no son más que las consecuencias derivadas del pecado del Hombre. Nos duele ¿verdad?

Dios nos ha mostrado, en sus escrituras, que por el dolor se constriñen los corazones. Que por el dolor surge el arrepentimiento y por esto último el perdón de Cristo nuestro Señor y Salvador.

Jesús cargó nuestros pecados sobre su cruz.

ISAIAS 53:6

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; más Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Pero el pecador es necio, que cubierto por su negra sombra, no es capaz de reconocerlo. Ante tanta desgracia, Dios nos reprende poniendo, enfrente de nosotros, las nefastas consecuencias de aquél. Nos dice que hemos hecho mal uso de nuestra libertad. ¿Para que hace Dios eso?, Si no para que sintamos dolor y nos arrepintamos; pero nosotros, testarudos, continuamos nuestro errado camino.

El Señor conoce, hasta lo más profundo, del perverso pensamiento humano y nos hará ver, en un tiempo futuro, que hubiese sucedido si la humanidad hubiese escogido a Jesús como gobernante. Demostrará que no existiendo el Pecado tampoco existe el motivo para pecar.

No habrá muerte prematura ni dolor. No habrá injusticias y veremos lo que hubiese sido el Mundo, si nuestros progenitores, primigenios, no hubiesen pecado. Y esos padres somos todos y cada uno de nosotros pues cada hombre es un Adán y cada mujer una Eva.

Dios es el director del concierto del Universo y conoce, como nadie, a sus criaturas hasta en lo más profundo de sus almas

Él es el Alfa y la Omega. Él conoce que el hombre, débil, concebido en maldad, no se arrepentirá; pero vosotros, los que decís que el Creador es injusto, veréis a Cristo mover la rueda de la vida. A los niños acostarse con las más venenosas de las víboras. Al león tumbado junto al cabrito.

Ya creo que lo veremos; pero en su momento, la generalidad, nos olvidaremos de las palabras de nuestro Dios, cuando hayan finalizado los 1000 años de la profecía. Porque entonces, el diablo volverá a ser soltado para tentarnos. El pecado volverá y volveremos a caer en él

¿Porqué no nos cobijamos en la sombra de nuestro redentor?

Veremos, necios, que nuestra naturaleza es débil y pecaminosa. Somos como borregos que nos dirigimos al matadero pensando que se trata de un mundo de libertad y sin maldad. ¡Hay!; pero cuando el mal nos rodea, cuando gira incesante e inexorablemente a nuestro alrededor, nos sentimos, falsamente, poderosos y capaces de enfrentarnos, con nuestras propias fuerzas, con él sin sufrir consecuencias graves; pero la verdad es otra. Volvemos a caer en la tentación y pecamos sin remedio.

¿Porqué cuando el mal nos rodea nos creemos fuertes? ¿Porqué no nos hacemos débiles y nos refugiamos en la Fuerza de Jesús nuestro Salvador?

Porque nuestra naturaleza carnal no conoce la Fe, la Fe es la Evidencia de lo que no se Ve, la Divina Intuición que no hace saber cosas incomprensibles. Esa misma naturaleza es la que nos conduce al pecado más infernal. El aguijón de la muerte del Alma que, por dicha causa, queda encadenado a la rueda de los infiernos.

Sin la palabra de Dios no podría existir la Fe. Aquí la tenemos ante nosotros. Jesús nos la ofrece con su amor para que nos cobijemos en su regazo y así conseguir el nacimiento del Cristo Interior. El nacimiento de Jesús en nuestro corazón.

Volvéos , dice Dios Jehová. Cristo está siempre dispuesto a perdonar nuestras ofensas; porque vino a salvar a todos los pecadores, no a los justos, ni a unos pocos. A todos, porque no hay justo, ni aún uno, dice el Señor. Ha venido para salvarnos a todos; pero ahora depende de nosotros.

Ahora es el tiempo aceptable para la salvación. Nos encontramos en el tiempo de los Gentiles. Mañana podría ser tarde y haber sido arrebatada, de este Mundo, la Iglesia del Señor.

Éstas últimas palabras, se le quedaron grabadas, al joven teniente, como si hubiera sido con fuego. ¿Qué ha querido decir con que la Iglesia será arrebatada?

El teniente permaneció leyendo con atención.

No esperes al milenio de los hombres, del Imperio Romano, de Napoleón, Hitler o de la Globalización capitalista actual.

Dijo Cristo, que al final de los tiempos se levantarían falsos profetas que difundirían falsas doctrinas que confundirían incluso a los elegidos.

Ten Fe sólo en él, Cristo.

Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su hijo unigénito para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga la Vida Eterna.

JUAN 3:16

Porque es por la fe no por las obras, para que nadie se gloríe.

Echa fuera de tu Alma sagrada todo vestigio de religión sectaria que te pida obras para conseguir la salvación; porque la Biblia dice que el Justo por la Fe vivirá; ahora bien, tengamos presente que la Fe es la que produce las auténticas Obras de Amor; ya que la Fe si Obras es Fe muerta. No existe.

¿Cómo puedo cambiar las obra de mi Vida?

Naciendo de nuevo, en Cristo Jesús.

Sentando a Cristo, como gobernante, en el Santuario de nuestro corazón y eliminando al yo físico por la transfiguración. Resultado final de la Endura.

Arrepintámonos y recibamos el divino perdón del Señor de nuestro Corazón.

Así, el Espíritu Santo llevará a Cristo a nuestras vidas y nacerá en nuestros corazones cual bella rosa celestial sobre la cruz de nuestro cuerpo mortal.

¿Quieres aceptarle como tu Salvador?

Sólo tienes que decir que sí, y tu vida cambiará para siempre pues habrás nacido de nuevo en Cristo nuestro Señor Jesús.

AMEN

El teniente Zorba, permaneció meditabundo ante tan directa pregunta. Nunca jamás le habían hablado de forma tan directa, aunque fuera como en este caso por medio de un pequeño folleto.

Leyó la dirección del Templo que aparecía en el papel y volvió a recordar la pregunta del joven chaval que se lo entregara. ¿Eres salvo?


PRIMER TRAUMA

Anthoni Rubio nació en una familia humilde de emigrantes andaluces, cuya condición no era incompatible con el gran orgullo que sentían por su antigua cultura de procedencia Omeya.

Durante sus primeros meses de vida no se diferenció de cualquier otra criatura, salvo por ese extraño lenguaje que nunca nadie pudo explicar. Sus ojos eran azules verdosos, grandes y profundos. La amplia frente vislumbraba, en el futuro, una inteligencia importante y su rubio pelo demostraba su procedencia nórdica y aria.

A parte de su extraño lenguaje, propio de bebés, según sus padres, Anthoni Rubio poseía otra característica innata. Su seriedad. Una absoluta y preocupante tristeza que se reflejaba, de forma permanente, en su rostro; como si la criatura fuese partícipe de los más grandes secretos del Universo, como si de algún modo vislumbrase, en su futuro, el pesaroso destino que tenía escrito para sí y para el resto de la humanidad.

Cuando sonreía, pocas veces, su sonrisa era majestuosa y divina; pero siempre regresaba a esa solemne seriedad que le caracterizaba.

Los Hermanos Mayores del Cosmos habían preparado, con minuciosidad, el futuro de esta criatura, y lo habían hecho influyendo desde los planos de existencia superior en el ámbito espiritual. Los Iluminati, aquí en la tierra estaban al corriente de todos y cada uno de sus progresos. Una cosa no se le iría jamás de la cabeza: La sensación de ser vigilado y protegido por personas desconocidas.

La primera experiencia traumática, a los pocos días de vida, debería de enfrentarle cara a cara con la muerte. En este caso, no la suya, sino la de alguien muy cercano.

- Abuela, haga callar a Anthoni, por favor –se dirigió la madre del niño a su suegra la señora Dolores, tras escuchar el estridente sollozo del niño, quien acunara a la criatura en su regazo.

- No es normal que mi hijo llore –pensó Anabel al surgir por su mente las imágenes fotográficas de su hijo. Ella sabía que era casi imposible hacerle llorar.

Volvió a escuchar un segundo sollozo y, ya sí, Anabel reaccionó de un modo automático y se dirigió a la contigua estancia donde se encontraban su hijo y suegra. La preocupación se reflejada por su rostro.

-¡Abuela! –Gritó -, Dios mío.

La señora Dolores yacía inerte y con los ojos vidriosos sobre el antiguo butacón de mimbre, mientras aferraba con fuerza, entre sus brazos ya sin vida, a su pequeño nieto; como si en un último momento de aliento, hubiese temido que la criatura se le cayese de las manos.



SEGUNDO TRAUMA

- Señora Angelita, ¿podría quedarse con mi pequeño Toni, mientras voy a la compra? –Preguntó Anabel a una vecina suya.

- Por supuesto, Anabel, raras veces mi hijo se entretiene con otros amigos. Se harán compañía mutuamente. Le agradezco de veras su confianza.

Los dos niños se miraron como si fuesen rivales de alguna vida anterior. Juanjo era de carácter violento y no se le conocían amigos, pues su belicosidad los ahuyentaba. En estatura y edad era bastante mayor que Anthoni. En caracter, absolutamente incompatibles.

Allí en lo alto, más allá de los planetas rocosos, los grandes seres que orquestan el destino y movimiento del Universo, estaban preparando el escenario para que el hijo de Anabel se enfrentase cara a cara con la violencia propia de los seres humanos.

-¡Toni! –Llamó Juanjo a su pequeño acompañante.

El pequeño Anthoni era una criatura bastante retraída, introvertida sería más correcto, y sin dirigir palabra alguna a su “amigo mayor” dirigió sus pasos hacia aquel para ver que es lo que quería.

- ¿Qué pasa Toni, te han comido la lengua? Ah, ya sé, es que eres subnormal y no sabes hablar –dijo, con crueldad, Juanjo a su pequeño acompañante.

Toni, sin embargo ante los insultos de Juanjo, decidió permanecer callado e inmóvil.

Unas palabras, casi sordas, salieron de sus cuerdas vocales.

- Juanjo, ¿porqué te metes conmigo? Yo no te he hecho nada ¿quieres que seamos amigos?

La respuesta de Juanjo no se hizo esperar y se abalanzó contra el pequeño Toni. Forcejearon y dieron con sus cuerpos en el suelo. Juanjo se colocó a horcajadas sobre Toni y cogiendo un pequeño pedernal, del suelo, comenzó a golpear a diestro y siniestro sobre el cráneo de su inocente compañero. Pedrada iba, pedrada venía. Una y otra vez, una y otra vez.

La sangre empezó a correr primero por el pelo del niño para después pasar a la arena del suelo. La sangre manaba abundantemente y la herida se hacía cada vez mayor.

El pequeño hijo de Anabel lloraba, no por el dolor, sino por incomprensión. No comprendía, no entendía. Todo era un ¿Por qué?

Hubiese muerto allí de no ser por sus ángeles custodios. La mano de Juanjo quedó paralizada en el aire, con el pedernal ensangrentado, cuando vio a Anabel que se dirigía corriendo hacia ellos.

-¡Estáte quieto Juanjo! ¿Señora Angelita?

Anabel cogió, en brazos, a su hijo y se lo llevó corriendo a casa, mientras la madre de Juanjo amonestaba levemente a su hijo. Después gritó.

- Llevemos a su hijo a la Casa de Socorro. Está a dos pasos de aquí. Allí le curarán y le darán los puntos necesarios...

- Déjelo Angelita –respondió ya lejos Anabel-, yo me basto y sobro para curar a mi hijo. Usted es quien debe de preocuparse por su Hijo.

- Son cosas de críos –dijo Angelita, ya en voz baja mientras las figuras de Anabel con su hijo se perdían en la lejanía.

Son cosas de críos. Alguien dijo que los niños son criaturas puras e inocentes; pero Anthoni nunca encontró esa inocencia y pureza en los niños que tuvo a su alrededor.

¡Bendita inocencia!

¡Bendita crueldad!

¡Bendita vida, donde prevalece el despotismo y la crueldad del más fuerte!

En realidad todos somos como niños. Niños inmaduros que con el crecimiento poseen más poder y fuerza física. Con mayor capacidad de destrucción. Entonces Anthoni se dijo a sí mismo ¡Este Mundo no puede ser bueno! La vida le daría la razón.

La vida del joven Anthoni continuó sin problemas destacables. No había nada en su persona que le delatara ante el mundo. Nada diferente o trascendental que le diferenciara del resto de los seres humanos salvo una cosa, su extraña lengua oculta. Junto al Castellano seguía hablando el extraño lenguaje que se detectó en su nacimiento. Esa, Divina lengua de los pájaros, la fue perfeccionando en secreto desde su más tierna infancia.

Estudiando era un niño mediocre y con poca memoria. Él mismo se daba cuenta de sus limitaciones; pero poseía un conocimiento interno innato que ayudaba a darle el aura de niño introvertido y apocado; pero de otro Mundo.

Nadie lo sabía; pero el sí. Algo en su interior le decía que su espíritu no era de este salvaje mundo. Sabía que su vida había venido de la luna Calixto. Allí había vivido en forma de remolino de polvo y gas. Una vida efímera para un espíritu brillante, de gran evolución y poder. Posiblemente el más grande espíritu que había tomado jamás contacto con la Tierra, incluidos Buda y Jesús de Nazaret.

Por ese conocimiento interno, no aprendido, se sentía en la Tierra como sin sentidos. Sin capacidad para utilizar todo su caudal de superpoderes. Aquellos que usó cuando colaboró en la construcción del escenario teatral que nuestro universo es.

Ello debía de ser así, ya que tan exaltado Ser, de haber mantenido esas dotes, sólo con haber suspirado hubiese destruido todo a su alrededor.

Los bajos pensamientos del Ser Humano, hubiesen convertido a Anthoni Rubio en un terrible monstruo de incalculable poder. Ese Poder que algún día le sería devuelto en los postreros días.


EL SERMÓN

Javier Zorba estaba aturdido por las cosas que había sentido la tarde de aquel domingo. Todo era muy misterioso y se sentía obligado a indagar más. Eso era, debía de escudriñar hasta el final.

-¿Cuál sería el Camino correcto? –Pensaba, hay cientos de religiones y sectas. ¡Bah!, Tengo que quitarme esta estúpida idea de la cabeza. Me olvidaré de todo y veré una película de las mías.

Las películas que le gustaban al Teniente de la marina espacial, como no podía ser de otro modo, eran fantásticas o de ciencia-ficción. No obstante, las que ofrecía, la cartelera eran de carácter pornográfico o violentas.

Hay que reconocer que la Vida de la Civilización estaba pasando por unos momentos muy difíciles para cualquier corazón puro y honesto. Dentro de un mes embarcaría rumbo a los confines del Sistema Solar y debía sentirse relajado; pero lo que había acabado de leer, no ayudaba nada en ese cometido ya que le había tocado unas fibras internas. Algo, en su interior, le decía que investigara, que eso le interesaba y que no podía perder la oportunidad que en ese instante se le había presentado. En el futuro reciente iba a permanecer alejado del Mundo por varios años.

Según se dirigía a la taquilla del Cine se acordó del chaval, de su mano inocente y del folleto que le diera y...

- No, no..., perdone –dijo con la suficiente cortesía a la taquillera -, ya pasaré mañana a verla. He recordado que hoy tengo algo inexcusable, ¿creo?.

-¡Taxi, taxi!

El automóvil estacionó junto a Javier.

- Por favor, lléveme a este lugar, tengo prisa –le instó al taxista mientras le enseñaba la dirección que había impresa en el folleto.

- Bueno, bueno, amigo –dijo irónicamente el conductor -, sin prisas usted quiere que le lleve a la calle del Pelícano.

El taxista permaneció, durante un instante, meditabundo; después de haber visto ese folleto sectario. Desde hacía medio año, aproximadamente, algunas sectas cristianas no eran muy bien vistas por el régimen mundial de Anthoni Rubio. Alguien, incluso, insinuó que faltaba bien poco para que se aprobase una Ley que ilegalizara todo tipo de religiones excepto, claro está, la Sincrética Oficial del Régimen.

El conductor cumplió con su remunerado menester y no realizó ninguna pregunta. Ese era su medio de subsistencia y no iba a perder un viaje por el maldito Sistema.

Cuando Zorba penetró en el templo, el culto ya había comenzado. Se sentó en el último banco y escuchó atentamente las palabras del Pastor protestante.

- El Sermón de hoy, lo hemos titulado:


FILOSOFÍAS RELIGIOSAS

Dios nos dice que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo.

EFESIOS 1:19,23

Y cual la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual, operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales. Sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió a todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la Iglesia, la cual, es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo llena en todo.

- Desde que naciera, a la Iglesia de Cristo la han acompañado apostasías y falsas doctrinas Simonitas; recordemos a la de los semitas que no creían en la resurrección de los cuerpos. También aquella otra que decía que la circuncisión es necesaria para la salvación. Cuando Cristo dijo que él había vencido al Mundo.

JUAN 16:33

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

- Tampoco hace falta ningún tipo de Sacrificio supletorio.

HEBREOS 10

Porque la sangre de los toros y de los machos cabríos, no puede quitar los pecados.

Y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.

Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios.

Y nunca más me acordaré de sus transgresiones y pecados.

Pues donde hay remisión de estos no hay más ofrenda por el pecado.

Existen novísimas sectas religiosas que pretenden arrastrarnos al pasado. Por regla general, sus dirigentes, no dicen que sean las únicas y verdaderas; pero sí que pueden facilitar el áspero camino de la Salvación.

Pretenden hacer ver lo religioso como científico. Convertir las creencias en un artículo de consumo más cuyo objetivo final, parece ser, restaurar el mundo actual. En primera de Juan, Dios nos dice: NO DEBÉIS AMAR AL MUNDO.

Ciertamente no somos del mundo, tan sólo peregrinos o aves de paso que se encuentran separadas del bullicio diario; pero claro está, la inmensa mayoría de las religiones son erigidas con la intención de restaurar el mundo. No creen que las sagradas escrituras sean la palabra Viva del Creador Viviente. Sus seguidores confían, en charlatanes que se pretenden maestros, gurus o grandes elegidos. Cristo nos exhorta de continuo: ¡Hay de aquel que confía en el Hombre!.

Estos anticristos suelen situar el papel de Jesús de Nazaret como el de un profeta más. No pretenden anular su real existencia ni sus milagros; porque si lo hicieran perderían cualquier tipo de credibilidad.

Dicen que Cristo no es uno con el Padre y con el Espíritu Santo; pero el Señor nos ha dicho: El que me ha visto a mí ha visto al Padre. Yo y el Padre una cosa somos; porque al final de los tiempos se levantarán falsos profetas que difundirán falsas doctrinas, las cuales, confundirán incluso a los elegidos.

Cuan cierto es esto. Durante los últimos siglos ¿Cuándo ha existido mayor desenfreno sexual? Cristo dijo que el final de los tiempos sería como cuando pisó Noé la Tierra.

Noé predijo, por boca del Señor, el diluvio que vendría y nadie quiso escucharle. Los que lo hacían era para burlarse de él. ¿Porqué? Porque eran incrédulos y su corazón no estaba preparado para recibir la Fe y la Salvación. Se habían olvidado de su origen Divino y estaban comprometidos con las aparentes delicias del mundo.

¿Cuándo ha existido menos fe, en el creador, que en estos momentos de la Civilización? ¿Cuándo la maldad ha estado más extendida que en nuestra época?.

No somos capaces de creer lo que Cristo nos legara. Lo criticamos. Blasfemamos y encima alabamos las Obras de Satán.

¿Qué es, sino, la magia, el espiritismo y el satanismo?. Todas estas manifestaciones del maligno se nos han vendido como algo de carácter semi científico, así como las supercherías adivinatorias de los astrólogos y echadores de cartas. Nos olvidamos del Salvador del mundo y seguimos las falacias diarias astrológicas de las revistas del corazón.

Vuelve la Nigromancia, en su más oscura manifestación. El gore peliculero más espantoso y visceral que ya no se conforma con los monstruos tradicionales del blanco y negro; sino que se recurre a secuencias sanguinolentas y de poco buen gusto. El Satanismo es protagonista y relega a la Fuerza Divina como un contrincante más.

Las posesiones diabólicas, aparentemente extintas, vuelven con gran empuje. Pues bien, las consecuencias de estas cosas las podemos encontrar en nuestro vivir cotidiano. Niños matan niños. Sacrificio de personas para vender sus órganos. Canibalismo encubierto por creencias animistas...

Dios nos ama a todos y por ello nos trata con mano dura; poniendo delante de nosotros, las consecuencias nefastas de nuestras acciones. Del dolor surge el arrepentimiento. La humanidad es dura de cerviz y nos revelamos, de continuo, practicando un gran abanico de maldades y levantando tropezaderos. Tales son las falsas y equivocadas doctrinas de nuestro tiempo.

Falsos maestros que no provienen sino de Satanás. Cuya salvación estaría supeditada al previo arrepentimiento y posterior destrucción de su herética Obra. De otro modo caería sobre ellos la fría guillotina de la Justicia Divina y serían lanzados al lago de fuego donde será el lloro y crujir de dientes.

Pensemos durante un instante, en silencio y con los ojos cerrados: Si nuestra religión fuese la auténtica ¿No habría existido desde el Principio de la Caída?

- Es que hay muchos caminos –nos dicen-, pero Cristo habla claramente en:

ROMANOS 8:1

Yo soy el camino y la vida el que a mí viene no le echo fuera, más tiene la Vida Eterna.

Dios nos ha comunicado que somos observados por mediación de los ojos de su hijo bien amado. Nadie puede acercarse al Creador del Cosmos sino es por la intersección redentora de la sangre derramada, en el calvario, por Cristo nuestro Señor.

Es por la fe en Jesucristo que se respira la transfiguración del Espíritu Santo y nos proporciona la certeza de la salvación del Alma.

Muchas religiones, separan la figura del Padre de la de Jesús, su Hijo; pero Jesús es uno con Dios Padre:

JUAN 10:30-14:9

Yo y el Padre uno somos.

Jesús le dijo: ¿tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿como pues, dices tu: Muéstranos al Padre?

- Bien –nos responden -, ¿Buda, Jesús, Confucio, Mahoma, el Gran Lama, los Grandes Gurús Hindúes? ¿Qué pintan en todo esto?

Nosotros contestamos con las palabras de Jesús quien profetizara tanto su muerte como su resurrección:

MARCOS 8:31

Y comenzó a enseñarles que le era necesario al hijo del hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días.

Hay que restaurar este Mundo, nos dicen, pero nosotros les contestamos con las palabras de Jesús: Habrá cielos nuevos y Tierra nueva.

MATEO 16:26

De que le sirviere al hombre ganar el mundo si perdiese su propia alma.

Cuando es el mismo Cristo quien nos repite que nuestra salvación sólo será posible por la Fe en el Señor
EFESIOS 2:8,9.

Nos seguirán bombardeando con atrevidas preguntas que nos pondrán entre las cuerdas.

-¿Y los Escritos sagrados a parte de la Biblia?

Diremos que la Biblia es la única palabra de Dios. ¿Qué otro libro posee tantas profecías cumplidas?. Todavía, hoy en día, vamos comprobando como se siguen cumpliendo profecías muy claras. No obstante, hemos de tener presente que toda palabra escrita es de inspiración divina:

2ª DE TIMOTEO 3:16 PEDRO 1:21

Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia.

Porque la Profecía nunca fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

¿Seguimos sin querer creer a pesar de que los días actuales están profetizados en la Sagrada Palabra de Dios?

MATEO 24:37,39

Más como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

Porque como en los días de Noé, antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el Arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la Venida del Hijo del Hombre.

La Palabra de Dios nos dice que el Poder Vivificante del Espíritu sólo puede venir por la Fe, la Fe por el oír y el oír por la Palabra de Dios.

Somos exhortados:

HEBREOS 3:15

Oír y no endurezcáis vuestros corazones.

Si no estamos dispuestos a ello meditemos la advertencia de:

APOCALIPSIS 3:10,11

Estas cosas os escribo, basado en la promesa de que Dios honra su Palabra.

ISAIAS 55:11

Pues Dios prepara los duros corazones.

JUAN 4:35

Y que el deseo del Creador es salvarnos a todos

1ª TIMOTEO 2:4

El cual quiere que todos los hombres sean salvados y vengan al conocimiento de la Verdad.

Si seguimos testarudos, sin querer creer veamos en el pasaje siguiente:

LUCAS 13:34

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados!

¡Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas y no quisiste!

Meditemos sobre dicho pasaje y que la Palabra de Dios apoyada en su Santo Espíritu sea con todos nosotros.

AMEN

El Teniente Zorba se incorporó como movido por algo desconocido en su interior, aunque seguía sin comprender intelectualmente que cosa era ni de que se trataba.

Sus pasos se dirigían a la puerta cuando una mano amistosa se apoyó en su hombro.

- Buenas tardes Hermano. Me alegro de que nos haya visitado. ¿Qué le ha parecido el Sermón?

- Esta semana –continuó su desconocido interlocutor -, tenemos unos cultos especiales sobre las siete de la tarde, los lunes, miércoles, ah, y los martes. Estaríamos honrados si nos regalase con alguna visita. ¿Qué le parece?.

-¡Oh!, claro que sí. Estaré encantado en hacerles alguna visita más. sus sermones Pastor, son altamente ilustrativos..., además creo que... –el teniente permaneció mudo un instante pensando en su interna intención de comentar al reverendo la interna lucha que se estaba produciendo en su Alma, pero terminó callando -, adiós reverendo

- Adios amigo, hasta la próxima y que Dios le bendiga.

Zorba dio media vuelta, pensativo, y salió del santo lugar.

Yo, Javier Zorba, Teniente de la Confederación mundial de astronautas, en uso de todas mis facultades mentales, me presento como recopilador de estos escritos que estás leyendo. Me fueron proporcionados por un Amigo antes de ser ejecutado, lamentablemente desaparecido, por el dictatorial régimen del nuevo Robespierre: Anthoni Rubio.

Pongo a disposición de la Raza Humana todo el conocimiento sobre el terrible Monstruo, en el Umbral de mejores tiempos. Que este periodo de tribulación, que nos ha tocado vivir a los amantes de la Verdad, sea breve. Deseamos con todas nuestras fuerzas la comunión con el Hijo de Dios.

Mi amigo Gonzalez era Jefe de la Guardia Personal del Villano. En un determinado momento de su vida llegó a conocer la verdad y en un impulso de sagrada locura, sustrajo de los archivos personales del Presidente Rubio, estos papeles que ahora estás leyendo.

Lógicamente, mi amigo González, antes de su triste final fue capturado por la policía secreta del régimen y torturado hasta lo inimaginable. Sus huesos fueron descoyuntados y su piel arrancada a tiras. Sus miembros amputados; pero tan valientemente se comportó Ernesto que se llevó el secreto del paradero de estos papeles a la tumba:



FRENTE AL GUARDÍAN

Poco más de lo dicho se conoce sobre la vida del Tirano; no obstante, trataré de ordenar algunos de sus escritos, los cuales, serían el más grande tesoro de cualquier psiquiatra que se precie.

Aquellos comprenden diferentes experiencias vividas en momentos de cambio durante su triste existencia.

La vivencia, aquí descrita, debió de haberse producido entre los 7 o 9 años de edad.

En todas las Escuelas de Misterios de Occidente se enseña la existencia de un Ser demoníaco y fantasmal; al que debe de enfrentarse el Adepto a la Iniciación, cuando intenta viajar conscientemente, sin la preparación suficiente, a los planos etéricos de existencias superiores.

Este Ser es delineado, dibujado si se quiere, como un Ente de una sutil y terrorífica belleza. Quizá, esta, sea la mejor definición ya que las consecuencias del enfrentamiento con él produce más que miedo terror, y el principiante huye despavorido de la experiencia, regresando de una forma brutal al cobijo de su cuerpo físico. De esta forma, el Guardián del Umbral actúa como frontera natural entre mundos de diferente constitución pero que, sin embargo, ocupan el mismo espacio físico.

Cuando se sale del Cuerpo físico para realizar un viaje astral hacia otras esferas, estaríamos equivocados si pensásemos que se trata de Mundos Superiores, en todos los casos.

Ciertamente se trata de mundos diferentes, en muchos casos, pero ni mejores ni peores al que estamos acostumbrados. Todos esos mundos se encuentran en éste aunque vibran a frecuencias diferentes al del plano físico, de tal modo que se produce una especie de entrelazamiento entre los mundos materiales e inmateriales. Todos los Mundos están inter-relacionados y son absolutamente imprescindibles para la existencia de los otros Universos. Lo aparentemente desechable puede ser la energía utilizable en otro lugar.

El Cielo, Mundo Celeste, tan añorado por la humanidad, no son esas sombras del mundo físico creadas junto con nuestro Mundo por el Adam Celeste. El Gran Dramaturgo o Arquitecto del Universo; sino que se trata de algo mucho más lejano e inalcanzable en la actualidad. Todos los universos son unas burbujas de espacio tiempo que se comportan como múltiples universos dentro del Universo Original; pero las bajas frecuencias vibratorias de los diversos universos impide que se pueda retornar a la morada original del hombre así como así.

Para conseguir un cuerpo “Cuerpo Alma” lo suficientemente sutil y de elevada frecuencia vibratoria, se debe realizar un cambio de actitud en la Vida del Hombre. Sólo el altruismo y una vida moderadamente frugal puede convertir nuestro grosero vehículo actual, cuerpo, en ese traje de bodas de la transfiguración cristiana.

Ese Mundo Original es un lugar de Eterna Pureza y libertad, donde nada es dañino ni malo y donde todo lo imaginable puede ser convertido en realidad.

El Ser Humano, en su actual estado de existencia, no puede ocupar el espacio de existencia de su Origen, pues las leyes existentes, en dichos planos, impiden la existencia de átomos o moléculas materiales. El intentar romper dicha barrera natural lo único que conseguiría es la disgregación física.

Cada uno de los Mundos o Universos están constituidos para albergar los cuerpos de diferentes Seres y que se encuentran en diferentes estados de evolución y aprendizaje. Nadie debe de ocupar una clase que no le corresponde, ya que no evolucionaría adecuadamente y también entorpecería la evolución de sus habitantes.

Creemos haber descrito, con la suficiente claridad, en que consiste la barrera natural que separa los diferentes Mundos o planos dimensionales; la más conocida de dichas fronteras es la mencionada tasa vibratoria que los estudiantes de las escuelas de misterios tan bien conocen. La consciencia de los seres de un mundo sólo pueden penetrar en otros mundos por el agujero de gusano de los sueños.

Quisiéramos, no obstante antes de profundizar en este tema, que entrenar nuestra consciencia para acceder al plano de otros mundos, con la intención de aprender algo nuevo, es harto complicado y sobre todo peligroso, considerando que se trata de un hecho que roza la inutilidad. Lo único que se consigue es hinchar nuestra propia personalidad con conocimientos sin utilidad; pero de los que deberemos dar cuenta en su debido momento a los Guardianes de la Ciencia que haya sido sustraída.

Otra de las fronteras, la penúltima considerando que la última es la propia transición de la Muerte, es el mencionado Guardián del Umbral. Este fantasma es etérico y no posee mas vida que la que nosotros le permitimos tener. Está constituido de todos los deshechos producidos por nuestro proceder durante las existencias en los diferentes planos de manifestación.

Cuando nos encontramos ante él, vemos reflejado en su Ser nuestro más obscuro y tenebroso interior tachonado de miserias y maldades sin límite. Tal es la repulsión que el iniciante siente ante la presencia de este Ser. Es la propia repulsión que sentimos de nuestro verdadero ser. Lo peor de todo es que cuando el principiante lo tiene ante sí, piensa que se trata de una Entidad ajena a sí mismo, el diablo o algún demonio que se aproxima para tentarle. El no reconocernos a nosotros mismos produce miedo primero y pánico después que hace que huyamos despavoridos como alma que llevara el diablo. Por otro lado, ese útil miedo hace retroceder, al aspirante no preparado, del Guardián del Umbral, impidiendo que el Hombre salga de su esfera de manifestación y por lo tanto que se desmembre al entrar en contacto con una fuerza vibratoria para la que no se encuentra preparado.

En toda la literatura iniciática queda reflejado lo expuesto anteriormente.

Fausto es conducido, a través de las Ciencias Ocultas, por mediación de Mefistófeles, a quien muchas personas, en su ingenuidad, confunden con el Maestro y se dejan guiar por ese “yo superior” que no es más que su imagen arquetípica que subsiste y se manifiesta por medio de su propia Luz.

El Doctor Jekill pretendía dominar a ese arquetipo, cuyo poder de subsistencia es enorme; pero la consciencia del hombre actual no está preparada para enfrentarse a tal demonio y la Vida del Doctor es arruinada al entrar en contacto con su Fantasma Interior.

Dorian Grey, después de conseguir la eterna juventud, tiene que soportar la terrible visión de su auténtico Ser reflejado en su retrato.

Clarecio Glyndon, de Zanoni, no puede por menos que realizar malos actos para intentar ahuyentar la visión del Guardián del Umbral. Esos actos, lo único que consiguen es aumentar la fortaleza y poder del fantasma sobre el Ser que le mantiene y sustenta. Las drogas del Mundo actúan de una forma idéntica “Lo que mata al drogadicto, avanzado, le sigue manteniendo con vida”.

Don Juan Tenorio pretende vivir del sexo y exaltando su personalidad inferior. Usando este caso como ejemplo, vemos que es aquí donde debe nacer el niño que primero tenemos que descubrir en lo más profundo del ventrículo izquierdo de nuestro corazón “ la Chispa de Espíritu” y que con su nacimiento y posterior crecimiento nos permitirá salir de la pesadilla infernal que es la rueda de las existencias. Don Juan Tenorio se salva gracias a la pura intersección de su Alma Gemela “Doña Inés” y del arrepentimiento al que ella le ha conducido.

Estos son unos pocos de los muchos ejemplos que se podrían poner. Con ello, se comprueba la certeza bíblica de que toda escritura es inspirada por Dios. Porque la depravación y la moralina dependen de la Civilización imperante.

El Ser humano por medio de sus actos, la escritura es uno de ellos, muestra el camino que lleva consigo grabado en lo más profundo de sus átomos simientes. Más tarde o más temprano, todos, tendremos que abrir nuestra rosa del corazón. La Chispa de espíritu germinará y sentará a Cristo en el Santuario del Corazón. La Rosa de pasión primero, se transforma en blanca de pureza para por último transfigurar en el dorado puro del traje de Bodas en que iremos al encuentro con el Señor en los aires. Este traje es el traje Cristico que ha sido tejido con un cambio de actitud ante la Vida de su propietario. Cristo se sienta en el santuario de la cabeza y toma pleno control de la Vida Nueva que se comenzó con el aceptamiento de Jesús como el único y suficiente salvador del Alma. Entonces el individuo físico y el ego o personalidad inferior terminan por morir para dar paso a la majestuosa criatura nueva que es idéntica al Hombre Original.

Hemos indicado, por medio del ejemplo de la literatura, que el aspirante a la Vida Superior debe de pasar, inexorablemente, por las experiencias iniciáticas terrestres que comprenden tanto el sexo como el Ocultismo y la Investigación Científica.

Todos, de uno u otro modo, debido a la propia curiosidad del átomo simiente o chispa divina, sufriremos, en diferente orden, las depravaciones del Demonio el Mundo y la Carne; pero cuando el aspirante ha pasado por estas experiencias, comprueba lo vacío que se encuentra y surge en él la aspiración a algo superior que, en principio, desconoce. Viene a ser como una aspiración producto de la llamada de la metanoia del Otro Lado. Es impelido a la acción y recorre el camino de retorno al Mundo Celeste.

No, por tan sólo sentir la llamada, está todo terminado; sino que deberá de existir una depuración del karma acumulado en las experiencias científicas, ocultistas o sexuales. Es entonces cuando se abren los pétalos del capullo de la rosa y principia el cambio de personalidad. Este cambio es espontáneo y no buscado; pues todo intento de auto cambio que surge de la propia personalidad no es más que un vano intento de perpetuarse. Lo cual, se trata de un auto engaño para sí y un engaño para los demás.

Durante la Vida de los Seres humanos, podemos encontrar múltiples experiencias de encuentros con el Guardián del Umbral.

¿Cuántas derrotas hemos tenido? Incontables, pues intentamos arrebatar el Cielo por asalto sin haber sido preparado en las artes de la guerrilla. Es decir, sin encontrarnos purificados. Es entonces, cuando el Buitre Carroñero del Guardián de la puerta de occidente, cumpliendo con su deber, nos devuelve de un plumazo a nuestro lugar de purificación: Nuestro Cuerpo actual y nuestro Universo actual.

En una ocasión, de niño. Me encontraba dormido en mi aposento y noté como una brisa fresca empezó a recorrer mi cuerpo. Era verano; pero las sábanas blancas volaron dejándome prácticamente desnudo. Me incorporé de la cama, dejando en ella a mi cuerpo físico. Lo único que pretendía era cerrar la ventana para que el viento no siguiese pasando a la estancia.

Cuando pretendí hacer el acto de cerrar, noté una extraña presencia que permanecía inmóvil e imponente en una esquina de la habitación. Era una bellísima mujer de amplios cabellos rubios que caían ondulantes por encima de sus hombros. Su desnudez era sólo cubierta por una especie de túnica de gasa transparente; por otro lado, su pelo realizaba dicha función sobre su torso desnudo.

Su belleza no parecía de este mundo. Parecía gélida fría y extracorpórea. Durante un leve instante, intenté acercarme a ella con el fin de contemplar sus refulgentes ojos azules; pero algo mucho más fuerte que aquel deseo me impulsó a retroceder.

Según me dirigía hacia la cama para encontrarme con el cuerpo físico, sin apartar la vista de tan bella y terrible figura, comprobé como empuñaba una daga de cristal con su mano derecha. Su empuñadura era brillante y dorada como el Sol.

El Fantasma, ahora sí conocido, abandonó su inmovilidad y se dirigió a cámara lenta hacia mi persona etérica. Sentí miedo primero y terror después. El pánico hizo que en un abrir y cerrar de ojos mi cuerpo etérico se encontrara en perfecta comunión con el durmiente físico; no obstante y durante un instante, tras arroparme con las sábanas y colocarme en posición fetal, observé su rostro y como su mano armada descendía sobre mi pecho a una velocidad de relámpago. Cuando la daga atravesó mi corazón me desperté de repente y sobresaltado, justo después de que un vendaval gélido arrasara las sábanas que me cubrían y moviese violentamente los visillos de la ventana. Durante un buen rato, ya en vigilia, permanecí arropándome con las sábanas, acurrucado y aterrorizado.

Cuando me incorporé, por la mañana, comprobé que la ventana estaba cerrada y mi cuerpo bien arropado. Ahora, después de muchísimos años conservo grabado en mi mente el rostro de aquella entidad. Ahora sé de quien se trataba, de mi amada alma gemela Kimberly Basinger. No me cabe la menor duda. Lo que pretendía con la daga, de cristal de roca, era romper el cordón de plata que me unía al cuerpo físico. Si ello hubiese sido así; ahora me encontraría muerto en este plano. En ese instante no estaba preparado y rechacé la presencia que se me imponía; pero esa figura me persiguió durante todos estos años hasta ahora.

El Guardián del Umbral se presenta con el ropaje de nuestra alma gemela, la polaridad que nos falta para reintegrarnos en el Mundo Original.

Los supersticiosos piensan que se trata de los incubos y subcubos de la demonología tradicional; con los que en alguna ocasión hemos desarrollado algún coito inmaterial; pero eso pertenece al futuro de este relato y creo que el encuentro con aquella majestuosa visión me hizo ser muy exigente con la apariencia de las personas del sexo femenino. De Hecho, nuestros encuentros de pareja han sido un estrepitoso fracaso pues quería ver, en ellas, las características de mi alma gemela y eso no era imposible.

En otras ocasiones toman la apariencia de algún animal. El gato para los hombres y la serpiente para las mujeres.

En otra experiencia que tuve, empecé a sentir ronroneos muy cercanos. El sonido se iba haciendo cada vez más elevado e insistente. Había aumentado la frecuencia y de repente se convirtieron en un maullido que más bien parecía el llanto de un niño.

En la calle debía de hacer frío y pensé que el gato quería entrar en la casa por lo que me levanté para comprobarlo y hacerlo pasar si fuera necesario. Abrí la ventana y saqué, levemente, la cabeza para mirar a un lado y al otro. De repente se hizo un gran silencio. Habían desaparecido los ronroneos y los maullidos. Cuando me retiraba para cerrar la ventana, un frío gélido me recorrió la espina dorsal y una presencia se abalanzó contra mi persona. Unas garras finísimas me arañaron el rostro y un rostro terrible me miró con unos ojos verdes y brillantes. Se trataba de un enorme gato negro, como si se tratara de algún castrado. El animal no paró de arañarme sobre el rostro y yo cerré los ojos para evitar que me saltara algún ojo. Forcejeamos durante un rato y puede desembarazarme de él. Cerré la ventana y una especie de vacío me absorbió hacia el lugar donde se encontraba la cama. Ahora comprendía que sólo se había tratado de un sueño y mi cuerpo etérico había sido atraído por su cuerpo físico.

La Ventana representa el otro Lado. Había sido derrotado, por segunda vez, por mi Guardián del Umbral.

Hemos comentado, más arriba, del peligro que supone traspasar el umbral sin encontrarse uno preparado. Muchos ataques cardíacos, nocturnos, se producen al intentar traspasar el umbral. La mayor parte de las pesadillas se producen por el encuentro con esta entidad misteriosa. Para evitarlo, lo mejor es abandonar las copiosas cenas y la ingestión de bebidas alcohólicas.

Todas las noches, durante el sueño, parte del Cuerpo del Alma “Cuerpo Astral” sale de viaje a las esferas sutiles de nuestro propio plano, dejando al cuerpo vital “La parte más etérica del Cuerpo Físico y la parte más densa del Cuerpo Alma” ocupado en la restauración de nuestro cuerpo físico. De este modo, el Cuerpo Físico se restaura sin la oposición que supone el tener que soportar la poderosa vibración de los cuerpos más elevados y sutiles.

Cuando nos vamos a la cama con el vientre henchido de alimentos, la consciencia disminuye al igual que sucede cuando se ingieren drogas, y al Cuerpo Vital le es muy difícil realizar el trabajo de restauración que tiene encomendado. Cuando considera que le resulta insoportable, el trabajo, intenta desprenderse del cuerpo físico y se rompe el cordón de plata que une el cuerpo físico, situado en el ventrículo izquierdo del corazón, a sus otros vehículos más sutiles. Ese mismo lugar es donde debería de nacer la rosa del Hombre Nuevo. En estos casos el Ser se ha enfrentado al Guardián del Umbral y éste último sale vencido, pues no ha cumplido su objetivo de hacer retornar al viajero hacia su cuerpo físico. Esta es la explicación esotérica de un ataque al corazón nocturno.

Si el Cuerpo Vital logra hacer retornar a la mente hacia el Cuerpo, el sentimiento de agotamiento después de haber despertado, será evidente ya que aquel no pudo realizar su trabajo por completo.

Entrar en las esferas reflectoras o astrales de forma consciente es inútil. Creemos no conocer lo que allí hay; pero no es verdad. La consciencia física no pero la etérica correspondiente a dicho plano sí. Ciertamente existe una especie de curiosidad innata que hace que las diferentes consciencias del Ser quieran saber lo que sucede en los otros planos; pero es absolutamente innecesario, ya que se trata de nuestro conocimiento no aprendido. La Intuición. El intentar machaconamente entrar en los otros mundos puede producirnos enfermedades terribles como el Cáncer. Todo conocimiento que no es aprovechable se acumula en forma de toxinas que provocan enfermedades. Ojo amigos; ya que producen la destrucción paulatina del arquetipo sobre el que está construido nuestro cuerpo.

Esto sucede así porque aún no ha nacido el Adam Celeste que debe de suplantar al arquetipo, yo inferior, mantenido por el Eón Solar y los arcontes planetarios; pero si por el contrario, dicho evento se produce, es el Ser Celeste quien mantiene la estructura atómica y molecular de sus vehículos temporales o definitivos, según lo considere conveniente.

En la Biblia se muestra este Evento con suma claridad cuando se dice que Cristo descendió a los infiernos para después elevarse al Cielo y sentarse a la derecha de Dios Padre.

PRELUDIO DE PROFECÍA

Era lunes. El teniente Javier Zorba había pasado toda la noche del domingo intentando comprender, Biblia en mano, las cosas que escuchara, en el templo, aquel día por la tarde. La corrupción del Mundo. Muchas y falsas religiones...

- Pero ¡Oh Dios! ¿Cómo encontrar los pasajes, como interpretar las escrituras?

El joven oficial mantenía muchas dudas. Soñaba que se levantaba y llamaba al pastor de la Iglesia Evangélica a altas horas de la madrugada.

Las profecías que estaban sucediendo y las que deberían de suceder en corto espacio de tiempo. Esas eran las meditaciones del teniente.

-¿Porqué el Mundo se consume?. Necesito saber más, mucho más –se decía a sí mismo.

Por fin había llegado la hora. Eran las dieciocho treinta y no debía de perder ni un minuto; ya que debía de asistir al Ralee evangélico al que estaba invitado.

- Vaya por Dios –se dijo -, hoy también llego tarde.

Cuando llegó al Culto, la membresía, se encontraba cantando un corito evangélico.

Solamente en Cristo

Solamente en él…

Tras acabar el corto canto testimonial, el pastor comenzó el Sermón.

- Este pasado domingo, tuvimos la oportunidad de corroborar, por mediación de las profecías de la Biblia, la penosa situación del Mundo actual. Dijimos que sería como en los tiempos de Noé en las ciudades de Sodoma y Gomorra. También dijimos que habría guerras y rumores de guerras, grandes terremotos y catástrofes naturales como no fueron conocidas en el pasado. Grandes pestes arrasarían el planeta, el hambre mortal y las enfermedades como el Sida. Que se levantarían falsos profetas que confundirían incluso a los elegidos.

La actitud y las prédicas de dichos falsos profetas no contradicen, enteramente, lo contenido en las escrituras ni las creencias cristianas. Más bien las utilizan a conveniencia para propio provecho y sin el espíritu de Dios. Satanás es muy anciano y conoce los peligros de negar las escrituras. Tan sólo oculta la verdad, la manipula y nos la muestra desvirtuada, como engaño.

APOCALIPSIS 20:2 Y 20:4

Y prendió al Dragón y lo encerró y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios, los que no habían adorado a la Bestia ni a su Imagen, y que no recibieron su marca ni en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Z5, al escuchar aquellas palabras se acordó de aquel humilde folleto que le diera un muchacho alegre.

- Aquí, en las Sagradas Escrituras - continuó el predicador -, está la Verdad de los mil años de Paz. Nunca los mil años producto de la soberbia del Hombre.

En muchas ocasiones ha acontecido que personas muy humildes y enteras ante la pobreza, al llegar a ocupar un alto cargo o de poder, el orgullo se ha apoderado de sus vidas y las ha cambiado hasta convertirlos en personas déspotas y tiranas.

En ese instante, Z5, creía vislumbrar en el sermón una clara referencia al Presidente de la Federación Planetaria, Anthoni Rubio.

- La Biblia dice que será Cristo el que reine, en este planeta, durante mil años.

APOCALIPSIS 20:6

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

El Hombre, en estos instantes, es pecador y no existe ningún justo, según la Biblia. Cosa que es corroborada por la cotidianeidad de la Vida.

Todos, en numerosas ocasiones, hemos hecho lo malo incluso los cristianos. Nosotros debemos caminar por la vereda que labrara Jesús de Nazaret. El Camino de la Fe. Si en algún momento de nuestras vidas llegamos a un cierto grado de perfección será debido a nuestra Fe en el Redentor y nunca porque hayamos realizado nuestras mejores Obras.

Es cierto que el cristiano no debe vivir ni persistir en el camino del Pecado; pero la tentación existe y de ésta se deriva la terrible lucha interior, en el Hombre Nuevo, entre su Cuerpo Inferior y su naciente Alma Inmortal.

El Ser Humano, en lugar de dirigirse hacia los mil años de paz, se aboca hacia una catástrofe de dimensiones imposibles de definir.

Contaminación de los mares, el aire y la tierra. Una superpoblación imposible de ser alimentada. Inmoralidad incomprensible, enfermedades contagiosas de difícil cura.

Ningún futurólogo serio, que se basara en la matemática estadística, se atreverá a replicarnos que la humanidad se dirige hacia los mil años de paz, muy a pesar del reciente engaño de nuestros políticos federados; por el contrario, nos dirán que nos encontramos en el umbral del suicidio de la Humanidad.

Ahora, en este instante, la Palabra del Señor se dirige a ti personalmente. Jesús en su Evangelio te dice que no endurezcas tu corazón HEBREOS 3:15.

Ahora es el Tiempo, mañana puede ser tarde.

Ahora tienes el privilegio de escuchar su Palabra.

Tú, que te encuentras ahí sentado. Es posible que te consideres un humanista; pero la Palabra del Señor te mostrará que el Amor del Creador es inigualable ya que dio a su Unigénito para que redimiera nuestros pecados.

¿Quién da la Vida por un Amigo?

¿Quién se arriesga por una criaturita que se está ahogando en el agua?

Hace ya algunos años, un pequeño niño se hundió en las sucias aguas del Támesis. Nadie movió un dedo.

También se podrá dar la Vida por algún familiar querido; pero estamos seguros, aún así que nada puede superar el Amor de Dios por su Criatura. ¿Quién, sino él, derramara su sangre celestial por nuestros sucios pecados. Para salvar a los transgresores de la Ley. Eso es verdadero Humanismo.

ZACARIAS 14:9,11,16 ISAIAS 11:6,9 y 2:2,4

Y Jehová será Rey sobre toda la Tierra. En aquel día Jehová será uno y uno su Nombre.

Y morarán en ella, y no habrá nunca más maldición, sino que Jerusalén será habitada confiadamente.

Y todos los que sobrevivieren de las naciones vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los Ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

¿En que circunstancias te encuentras ahora. ¿Eres amigo de Jesús?

Si es así, la Palabra te ha mostrado el Camino y tu suerte está en las manos del Señor. Si como enemigo del Señor arrepiéntete para no sufrir el castigo del fuego eterno. Si te arrepientes y pides a Dios que te perdone, en lo más profundo de tu corazón, no perderás los mil años de Paz de la Jerusalén Celestial. Ganarás mucho más que los mil años de los grandes conquistadores. Habrás conseguido la Salvación eterna.

En muchas ocasiones, los incrédulos se han apropiado de nombres cristianos que tan sólo corresponden al Reinado de Cristo sobre la Tierra.

¿Quiénes son los verdaderos socialistas o comunistas?

¿Es casualidad que Charles Marx fuese hijo de un Pastor Protestante?

Dios nos dice que cambiará las armas en arados y ahora te dice a ti: Ven a mí. Ven al cobijo de mi sombra. Ven y protégete de las inclemencias del sin vivir de la Vida. Ven.

¿Te atreves a rechazar la oportunidad que se te presenta ahora?

El Predicador esperó durante unos segundos, esperando que algunos de los presentes se levantaran de sus asientos.

- Que Dios sea con su Palabra y que os bendiga a todos.

AMEN

El Teniente Javier Zorba no paraba de cabilar. En su corazón se estaba desarrollando una terrible lucha por levantarse y decir algo como ¡Yo quiero ser Salvo, Yo quiero aceptar al Señor Jesús como mi único y suficiente Salvador!

Las palabras Amor y Fe no paraban de repetirse por su mente como si de ovejitas saltando fardos de heno se tratara.

- Dios mío –se decía a sí mismo -, me gustaría conocerte y amarte, pero sigo sin entender ¿cómo te puedo conocer?. No sé como puedo tener fe en ti. Muéstrame el Camino Señor.

Permanecía sumido en sus pensamientos de Oración, cuando una mano vino a posarse sobre su hombro.

- Hola, querido amigo, no puede usted imaginarse lo que me alegro de volver a verle por aquí. ¡Gloria a Dios por ello! –Era el Pastor de la Iglesia -, Jesús te Ama.

- Eso creo yo también –contestó -, pero no entiendo del todo; es como si algo o alguien me bloquease la mente y no me permitiese entender. Es como si mi comprensión estuviese cubierta por un velo y eso no es normal en quien posee varias licenciaturas en ciencias y un doctorado en filosofía

- Es lógico, todos hemos pasado por ello, que su naturaleza inferior dude y se defienda, con uñas y dientes, contra aquello que está predestinado a acabar con ella. La Fe no es algo comprensible por la lógica humana ya que está destinada a sentar en nuestros corazones a Cristo como gobernante de nuestras vidas. Si viene por aquí, mañana trataré, en el Sermón, de cómo estudiar las escrituras, si le parece...

Interrumpió Javier la charla del Predicador.

- Mire amigo, seguro no estoy de nada. Creo que está utilizando con mi persona una especie de hipnosis. Científicamente la Biblia es incorrecta, es lógico...

Don Carlos, el Pastor, se tomó la revancha.

- La ciencia, amigo, está en concordancia con las sagradas escrituras. El ateísmo es tan de creencia como cualquier otra religión. Mire usted, el hombre siempre ha querido interpretar a Dios con los conceptos espacio temporales que posee. Debido a esto se han creado todo tipo de religiones; pero Jesús el Cristo no pertenece a ninguna religión. Lo tiene usted dentro, dormido en el interior de su corazón. Ahí es donde deberá de encontrarle. Nosotros no se lo podemos ofrecer en una bandeja.

Nosotros, los evangélicos, tan sólo le ponemos la palabra de Dios a su alcance para que usted decida y pueda nacer de nuevo en el Señor. Ese nacimiento es el nacimiento del Fuego y del Espíritu. El nacimiento del Bautismo es tan sólo un acto de fe y testimonio ante los hermanos; no obstante, comprendo sus dudas, dados los tiempos que nos ha tocado vivir.

Carlos sacó, de uno de sus bolsillos, un voluminoso folleto que entregó al Teniente Javier Zorba.

- Este pequeño libro fue escrito, hace ya tiempo, por un auténtico cristiano versado en conocimientos de biología. Haga un esfuerzo y ¡léalo!.

El militar cogió dicho escrito y después de una larga despedida, cargada de intrascendencia, se dirigió a su casa preparado para desgajar el contenido de tal misterio

Aun no había caído la noche; pero esperaba que pronto se abriera la luz que alumbrase su camino hacia la Verdad.

*